Contactar
Déjanos tus datos y te contactaremos en menos de 24 horas.
635 96 65 58
Nombre
Email
Teléfono
Motivo

Blog

Cuanta ignorancia estás dispuesto a tener para ser feliz?

01 ago. 2015
Fuera Miedos

Los que han trabajado alguna vez con un coach, o incluso son coach, saben a ciencia cierta que con las herramientas que facilita el coaching es relativamente fácil y rápido ser consciente de la situación actual, para de esta forma poder conseguir el objetivo.

 

Una vez retomada la consciencia encontramos dos tipos de personas: las que aceptan su responsabilidad y se ponen manos a la obra, y las que sintiéndose responsables y proponiéndose hacer unas acciones determinadas, no saben porqué pero no pueden llevarlas a cabo, fracasando así en su objetivo. Aprovechando el momento seguro que más de uno está diciéndose -“vaya, este verano me tendré que poner el bañador de cuello de cisne otra vez…” Todos tenemos en mente eso que sabemos que deberíamos hacer pero que siempre encontramos razones, también llamadas excusas perfectas para no hacerlo.

 

Los que deciden y están convencidos para trabajar y conseguir su objetivo y no lo logran,  eran la razón de mi preocupación, aquí es cuando me venía a la mente la pregunta “¿es mejor no saber qué saber?”.  Saber que eres responsable de algo, proponerse cambiar y no poder, incrementa la ansiedad y el mal sentimiento con uno mismo, vamos que te lleva directo a la  baja la autoestima sin pasar por la casilla de salida.

 

Fue entonces cuando descubrí la PNL (Programación Neuro-Lingüística), una nueva ciencia que estudia cómo el lenguaje, tanto verbal como el no verbal, afecta a nuestro sistema nervioso. Las personas que cuentan con mejor aptitud para comunicarse con su sistema nervioso, originan estados de óptima disponibilidad de sus recursos, y por lo tanto crean el mayor número posible de opciones de comportamiento, y sino por lo menos 3 opciones, ya que tener una te llevará a sentirte victima – “ no hay otra salida”, dos te llevará al dilema –“ No sé qué hacer si A o B”, y únicamente a partir de tres opciones te sentirás libre de elegir.

 

Esta herramienta, que la Neurociencia pone a nuestra disposición, trabaja directamente sobre las creencias que nos limitan para alcanzar nuestros objetivos. Si conscientemente tenemos un pensamiento que está en conflicto con una creencia instalada en nuestro subconsciente, será esta última la que salga vencedora, haciéndonos actuar de la forma opuesta para lograr nuestras metas. Si, además, tenemos en cuenta que las creencias las formamos a través del proceso de generalización, distorsión y supresión, filtrando la información sensorial (vista, oído, kinestesia, olfato y gusto) de dicha experiencia y re-elaborando el acontecimiento, estamos limitando el alcance de nuestros objetivos por un suceso que exactamente no sucedió tal cuan creemos.

 

Un coach con PNL facilita a su cliente herramientas para que este se haga a si mismo lo que se le hace a un ordenador para que esté actualizado en cada momento: programa, desprograma y reprograma pensamientos y creencias que en un periodo fueron útiles y ahora ya no sirven. Tomando el ejemplo de tu ordenador, tú instalas o modificas un programa para sacar mayor rendimiento de las aplicaciones que tienes instaladas, e incluso desinstalas porque la aplicación es incompatible con los programas que necesitas ahora, yo, como coach máster en PNL te guio para que  reprogrames tus conexiones neuronales.

 

Hoy en día las empresas viven en un estado continuo de cambio, y sin embargo su forma de trabajar dista poco de cómo lo hacía en sus inicios. La empresa puede contar con  equipos de ventas, departamentos de atención al cliente y líderes de equipo que hace 20 años obtenía unos resultados excelentes, y que hoy en día le son muy difíciles conseguir.

Siendo radical y cortando por lo sano, se puede optar por renovar el personal, aunque ¿por qué no ayudarles a actualizar su comportamiento a las necesidades actuales y aprovechar su conocimiento y experiencia? ¿Te has parado a cuantificar  para saber que alternativa aportaría más rentabilidad a la empresa?

En el ámbito de la gestión organizacional la tendencia en materia empresarial y de recursos humanos se dirigen hacia la comprensión profunda de la persona y lo que es capaz de aportar, para ello hay que ir más allá de la supervisión y el control.

 

 

Cuando una empresa alcanza altos niveles de bienestar y equilibrio, llega a ser percibida como una organización de éxito y prestigio, lo que refuerza el posicionamiento de su marca, su reputación y la imagen de la organización, con independencia de su tamaño y nivel de participación en el mercado.

 

Termino este artículo haciéndote dos preguntas para que reflexiones sobre tu nivel de consciencia.

 

 ¿Qué finges no saber? Y si no fingieses, ¿Qué harías?

 

Escrito por Vicky Bastante el sábado, 1 de agosto de 2015.

comments powered by Disqus
635 96 65 58
AVENIDA CORTES VALENCIANAS, 46136 VALENCIA
AEPNL ASESCO
Developed by Avanzis