Contactar
Déjanos tus datos y te contactaremos en menos de 24 horas.
635 96 65 58
Nombre
Email
Teléfono
Motivo

Blog

El peor enemigo de un político.

13 ene. 2016
Enemigos políticos

Empezamos un año nuevo estando ante la misma situación que al terminar las pasadas elecciones municipales el 24M; una multitud de colores ha sido elegida por los ciudadanos de España para que sean los responsables de gobernar los próximos cuatro años.  Y tanto colorido hace honor al dicho de la primavera, que  la sangre altera. Y tan alterada está que casi un mes después de las Elecciones Generales, a día de hoy no tenemos “Fumata Blanca”, y lo que es peor ni se la espera.

Si con los resultados de las elecciones municipales hubo que pactar para ser alcalde, esta vez hay que pactar para ser presidente!!! Bueno y también para tener camaradas con los que poder ganar las mociones.

Después de las elecciones municipales, me entrevisté con varios alcaldes y descubrí que todos, independientemente de su grupo político tienen gran interés de hacer las cosas de una forma mejor y diferente a su antecesor, y sobre todo muchas ganas de demostrar al ciudadano que los políticos de ahora son merecedores de confianza y respeto.

Aunque todo apunta a que podemos ser positivos y ha entrado aire fresco al sistema político español, no podemos negar la existencia de la inercia de “la política de siempre”.

Históricamente se han tomado decisiones políticas de una determinada forma, y ésta ha sido interiorizada por todos, incluso por los no políticos, está inmersa en nuestra sociedad, educación, cultura… Esta inercia va a ser la resistencia a toda esa ilusión por cambiar las cosas, ya que aunque se quieran hacer cosas diferentes, como la forma es la misma, en algún momento, el político se encontrará atado de pies y manos y acabará haciendo lo que hoy niega profundamente.

Ahora mismo estamos viendo todo el revuelo que se ha formado para crear el Congreso, hay tantos dices y diretes, en una dirección y otra que ya se me olvida cual es el objetivo del Congreso…si si aquel que estudiábamos ya en EGB, que era uno de los tres poderes independientes del Estado donde se representaba la voluntad del pueblo y no un territorio de batalla, donde hay un vencedor y un perdedor.

 Este Congreso bate record en la división parlamentaria, donde encontramos hasta 10 agrupaciones, ¿no os parece genial? Es la primera vez que las inquietudes de la mayoría de los ciudadanos se van a ver representadas en el marco parlamentario.

Aunque está siendo difícil, al final todo apunta a que entre la Presidencia, Vicepresidencias y Secretarias, el Congreso estará equilibrado. Este equilibrio será el que vele por un uso democrático de las instituciones, e invalidará la tentación de hacer un uso partidista del Parlamento por cualquier grupo.

Aun siendo consciente de los puntos positivos que tiene estar representados por la pluralidad, después de leer muchos artículos en diferentes medios sobre este tema, me quedo con la sensación que los partidos políticos están más preocupados en cómo pactar para que no tiren sus mociones atrás, en vez de cómo pactar para que la gran mayoría de los ciudadanos se vean beneficiados de este mandato plural, y no acaben los cuatro años en blanco, cosa que solo haría que retornar en las próximas elecciones al bipartidismo, ante la máxima de “Más vale malo conocido que bueno por conocer”, y personalmente, no me gusta nada esta frase, pienso que nos ha hecho y nos hace mucho daño.

Se escuchan frases como: “estas con ellos o conmigo”, o  “Hay que ver donde nos vamos a sentar en el congreso”, porque una u otra ubicación concede más exposición y presencia, o lo que es lo mismo: más relevancia y minutos en televisión…

Con lo que has leído,¿Te haces una idea de cuál es el mayor enemigo de un político?

El Ego es el mayor enemigo de todos nosotros como persona, pero es en el caso de un político, donde la necesidad de tenerlo controlado es indispensable para ejercer bien su función, puesto que de sus decisiones depende el bienestar y porvenir de la sociedad.

Un político tiene que ser consciente en todo momento de cuál es su misión como político y su visión de la sociedad, en definitiva tener claro que le llevó a ser político. Y además tiene que estar alineado con su vida personal para  mantener la salud física y mental.

Mi misión como coach es mediante el entrenamiento en habilidades comunicativas y emocionales, ayudar a que el mensaje que se quiere transmitir llegue a sus destinatarios, y a ser su “pepito grillo” que le mantenga viva la motivación y determinación  para ser objetivo en su día a día y realizar su visión del bienestar común que le llevó a dedicarse a la política mediante su ejercicio al servicio de los ciudadanos.

 

comments powered by Disqus
635 96 65 58
AVENIDA CORTES VALENCIANAS, 46136 VALENCIA
AEPNL ASESCO
Developed by Avanzis